La Rioja potencia el emprendimiento entre sus jóvenes

El Instituto Riojano de la Juventud (IRJ) y el programa Erasmus+ son los responsables de la puesta en marcha del proyecto ‘Help up. Ayuda al emprendimiento juvenil’. Esta iniciativa, que está siendo coordinada por InterEuropa y que tiene carácter piloto, prevé el acercamiento de un total de 12 jóvenes de la región al emprendimiento. Como señalaba el consejero de Presidencia y Justicia, Emilio del Río, durante su presentación, esta propuesta “crea un espacio de reflexión, motivación y apoyo para que los jóvenes emprendan su propio proyecto profesional”.

El principal atractivo de esta iniciativa es que ofrece la posibilidad de que los participantes puedan inspirarse en Reino Unido y Francia, ya que se realizarán viajes a estos países para conocer ideas más allá de nuestras fronteras. De este modo, los proyectos que se conocerán se enmarcan en los ámbitos educativo, formativo, social, de innovación, juventud y nuevas tecnologías.

¿Quiénes son sus principales destinatarios? Jóvenes de entre 18 y 30 años, residentes en La Rioja y que se encuentren en situación de desempleo. Además, deben contar con una idea emprendedora que pretendan poner en marcha. El resto de requisitos son la posesión de un título universitario o de grado superior de formación profesional; estar dispuestos a participar en todos los talleres y acudir, al menos, a una de las visitas que se realizarán en Francia o Reino Unido.

‘Help up’ comenzará su andadura el próximo 10 de marzo, prolongándose hasta el 19 de mayo. El proyecto se reparte en 12 horas presenciales que se desarrollarán en un total de seis talleres, además de las visitas al extranjero.

Si estás interesado en esta propuesta, tienes hasta el próximo 2 de marzo para realizar tu inscripción. No olvides que esta iniciativa tiene un coste de 190 euros para cada uno de los participantes, dinero que se destinará mayoritariamente a cubrir los gastos del viaje. El resto está subvencionado por las entidades organizadoras.

Más información en el Instituto Riojano de la Juventud.

Anuncios

Nuevo espacio emprendedor en La Rioja

La localidad riojana de Arnedo cuenta con un nuevo espacio de trabajo compartido de ‘coworking’ para iniciativas emprendedoras. El centro nace con el objetivo de que “ninguna idea empresarial valiosa se quede en el camino y sin desarrollarse”, señalaba el consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, durante su inauguración.

“Los emprendedores, autónomos y pymes son el motor de la economía y del empleo de nuestra región, por eso son un colectivo prioritario para el Gobierno riojano y cuentan con diferentes instrumentos de apoyo como el Plan EmprendeRioja, una línea de ayudas específica, asesoramiento, herramientas financieras así como iniciativas como la que presentamos en Arnedo, que ya está en marcha con éxito en Logroño”, señalaba Javier Erro.

¿En qué consiste este sistema del ‘coworking’? Se trata de un espacio de trabajo en cooperación, un modelo importado de EEUU, que consiste en la agrupación de emprendedores para compartir un espacio de trabajo que pueda enriquecer sus conocimientos y crear sinergias.

La reducción de gastos de mantenimiento de una oficina, conseguir un entorno laboral con infraestructuras propias de una oficina, disponer de un espacio abierto con gentes de diversas disciplinas con quien poder colaborar y generar sinergias, son algunos de sus objetivos.

Quienes participen en esta iniciativa podrán utilizar este espacio por un periodo máximo de un año. A lo largo del mismo recibirán, de forma gratuita, servicios de apoyo comunes y formación en áreas estratégicas para el desarrollo de su plan de empresa: propiedad industrial, internacionalización, emprendimiento o financiación. El espacio cuenta con 16 puestos de trabajo distribuidos en unos 200 metros cuadrados, además de mesa de reuniones e infraestructura de oficina (fotocopiadora, conexión a internet y escáner).

Los destinatarios de este espacio son, principalmente, emprendedores con una idea de negocio que se encuentre en una primera fase de maduración, empresas que todavía no estén creadas o que hayan sido constituidas hace menos de un año. Como señala el consejero Javier Erro, “se trata de que no se pierdan y puedan madurar”.